Junta de Andalucía.

Inicio

1 de cada 4 personas padece alguna enfermedad mental a lo largo de su vida.

Reconócelo. La salud mental importa.

Inicio / Adolescencia y Estigma

Adolescencia y Estigma

Los problemas de salud mental aquejan a una parte importante de población adolescente y sin embargo, un porcentaje cada vez mayor no recibe la atención adecuada y esto se debe principalmente a la conciencia del estigma ligado a la enfermedad mental y al miedo al rechazo de su grupo de iguales. Las actitudes negativas hacia la enfermedad mental son ya visibles en la etapa adolescente, incluso en la infancia.


Diversos estudios en los últimos años muestran que la población adolescente, a pesar de la falta de precisión sobre las características de las personas con enfermedad mental, las encuentran menos atractivas que otras personas con otras discapacidades, y muestran una mayor distancia social hacia ellas. A menudo las consideran indeseables y que deben ser evitadas, describiéndolas con características más negativas que otros colectivos.

Respecto a las edades en que se tienen estas percepciones, La distancia social y la creencia de que es una debilidad y no una enfermedad decrece con la edad, mientras que las creencias sobre peligrosidad e impredectibilidad, y el estigma percibido en los demás aumenta con la edad.

La mayoría de investigaciones, sin embargo, señalan que las actitudes desfavorables aumentan con la edad. A edades más tempranas, existe confusión entre enfermedad mental y retraso mental. En chicos y chicas más mayores, se asocia con un trastorno relacionado con pensamiento y emociones, y no sólo con comportamientos. A su vez, hay mayor comprensión de las causas y los posibles tratamientos.

Sería necesario realizar más investigaciones sobre la percepción de edad y género en relación a la enfermedad. Hasta ahora, los estudios muestran que las chicas tienen actitudes menos estigmatizantes que los chicos y que cada enfermedad tiene un estigma diferente.

Otras conclusiones a las que se ha llegado es que cada enfermedad tiene un estigma diferente, mientras que convivir con una persona con enfermedad mental supone actitudes menos estigmatizantes.

Acciones de sensibilización para la aceptación de la enfermedad mental y las personas que la padecen.Más información